Espejos acústicos en Reino Unido

Durante la década de 1.930, y antes de la Segunda Guerra Mundial, el Reino Unido construyó una red de «espejos acústicos» gigantes por toda la costa sur y este. Las estructuras de hormigón, que diferían en altura y longitud, eran un sistema experimental de alerta temprana. Construidos en forma de espejos esféricos, podrían reflejar y enfocar las ondas de sonido. Usándolos, las fuerzas de la defensa aérea militar podrían detectar los aviones enemigos que llegaban al escuchar el sonido de sus motores.

La naturaleza experimental de los espejos acústicos se puede distinguir por las diferentes formas de cada uno de los tres reflectores: uno es una pared larga y curva de aproximadamente 5 metros (16 pies) de alto por 70 metros (230 pies) de largo, mientras que los otros dos son de plato (construcciones de aproximadamente 4–5 metros de diámetro).

El uso de micrófonos colocados en los focos de los reflectores permitía al oyente detectar el sonido de un avión en el Canal de la Mancha. Sin embargo, el aumento de la velocidad de los aviones durante la década de 1.930 significó que se detectaban cuando ya estaban demasiado cerca (el alcance del sistema de espejos acústicos era de aproximadamente 40 kilómetros) para enfrentarlos.

Con el desarrollo del sistema de radar «Chain Home» al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, el proyecto de espejos acústicos se canceló, ya que estaba obsoleto. Muchos de los espejos acústicos construidos permanecen hasta hoy abandonados en las zonas costerasde Hythe y Kent, entre otros . Otros ejemplos existen en otras partes de Gran Bretaña (incluyendo Sunderland y Kilnsea). El único espejo acústico construido fuera del Reino Unido se levantó en Baħar iċ-Ċagħaq (Naxxar), en Malta.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *