Hotel Hachijo Royal en Japón

A principios de la década de 1.960 no era posible que los turistas japoneses viajaran al extranjero, por lo que la industria turística del país trató de compensarlo construyendo complejos equivalentes cerca de sus hogares. La isla de Hachijōjima, parte de las islas Izu en el mar de Filipinas, fue elegida por su clima subtropical y se promocionó como el «Hawai de Japón». A una distancia de 287 kilómetros (178 millas) al sur de Tokio, fue posible llegar a la isla en ferry o en avión.

La isla vio una gran cantidad de inversiones con gran cantidad de nuevos hoteles en construcción. El más grande de ellos era el lujoso Hachijo Royal Hotel. Siguiendo el modelo de la arquitectura barroca francesa, sus jardines contenían representaciones en yeso de estatuas griegas y fuentes de agua ornamentadas. El hotel atrajo clientes de la clase media en crecimiento de Japón y tuvo un éxito considerable.

En las décadas siguientes, las cosas cambiaron a medida que a los turistas japoneses se les permitía visitar otros países más fácilmente. La posibilidad de pasar sus vacaciones en las arenas volcánicas negras de Hachijōjima no era tan atractiva cuando en su lugar podían visitar Tailandia, Guam o incluso Hawái. El hotel cambió de nombre varias veces, siendo el último «Hachijo Oriental Resort» antes de su desaparición y eventual cierre alrededor de 2.006.

Desde entonces, el calor tropical y el agua salada han asegurado un rápido deterioro del hotel, mientras que una espesa vegetación ha cubierto su exterior. Dentro del hotel, todo parece haberse quedado atrás, desde muebles hasta ordenadores y otros equipos. Sin embargo, no parece que sea posible que se abra de nuevo pronto.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *