Iglesias de madera abandonadas en Rusia

A partir de 2.002, el fotógrafo británico Richard Davies realizó viajes anuales por el norte de Rusia para tomar fotos de antiguas iglesias de madera. Se inspiró en el trabajo de Ivan Bilibin (1.876-1.942), un artista ruso, escenógrafo e ilustrador de cuentos populares, quien viajó al norte de Rusia un siglo antes.

Durante los veranos de 1.903 y 1.904, el Museo Ruso de San Petersburgo envió a Bilibin a una serie de viajes a las provincias de Vólogda, Arcánge y Olónets para recopilar obras de arte popular, que posteriormente formaron la base del Departamento Etnográfico del museo. Muchas de las fotografías tomadas en estos viajes se utilizaron como ilustraciones en el artículo de Bilibin de 1.904 en la revista «World of Art» titulado «Arte popular del norte ruso». En los años siguientes, estas fotografías se utilizaron para llamar la atención y apoyar la restauración de aquellas iglesias de madera.

Al recrear sus viajes, Davies descubrió que algunas de esas iglesias se habían perdido. Algunas se han dejaron pudrir, otras fueron destruidas por un rayo y muchas otras directamente se abandonaron. La mayoría de las iglesias restantes están en varios estados de decadencia. Sin embargo, muchas iglesias han sido salvadas por especialistas y entusiastas dedicados.

Davies espera que sus fotografías, que se han exhibido en toda Europa, generen conciencia e inspiren un esfuerzo de restauración, de manera similar a las fotografías de Bilibin de un siglo antes.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *