Los restos de la isla de Adak, en Alaska

La isla Adak forma parte de las islas Aleutianas de Alaska, donde el mar de Bering se encuentra con el Océano Pacífico norte. Los fuertes vientos y las frías temperaturas hacen de la isla Adak una tierra inhóspita, sin embargo, ha sido el hogar de los pueblos aleutianos desde la antigüedad.

Debido a su ubicación estratégicamente importante, el ejército de los Estados Unidos construyó una base y un aeródromo en la isla durante la Segunda Guerra Mundial. Desde allí, las operaciones de lucha contra los japoneses comenzaron en septiembre de 1.942. Después de la guerra, los aproximadamente 6.000 militares estadounidenses que sirvieron en Adak recordaron su clima frío, brumoso y ventoso, su barro, su opciones de comida y… hasta un volcán que de vez en cuando emitía bocanadas de humo.

El ejército continuó teniendo presencia en la isla de Adak con una estación aérea naval que se mantuvo en funcionamiento durante la Guerra Fría y que finalmente cerró en 1.997. El cierre de la base provocó que la población de la isla descendiese a 326 residentes de un máximo de 6.000. Y aunque la ciudad de Adak se incorporó a la antigua base, muchas estructuras quedaron abandonadas, pudiéndose ver hoy en día.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *