Isla Baker, un atolón desierto en Pacífico

A medio camino entre Hawái y Australia se encuentra la solitaria isla Baker, un pequeño atolón con un litoral de tan solo 4,8 kilómetros. La isla es casi plana, con terreno arenoso y cuatro tipos de hierba. No hay árboles, agua dulce ni personas. La isla Baker está, únicamente, habitada por aves marinas, aves costeras y fauna marina, algunas de ellas siendo especies en peligro de extinción.

La isla Baker fue descubierta en 1.818 por el capitán Elisha Folger, de la nave ballenera de Nantucket, quien llamó a la isla «New Nantucket». La isla obtendría su nombre final de Michael Baker, quien visitó el lugar varias veces a partir de 1.832. Baker reclamó la isla en 1.855 y la vendió a un grupo que más tarde formó la American Guano Company. Sin embargo, dos años después, el gobierno de los Estados Unidos reclamó la isla Baker bajo la Ley de las Islas Guaneras de 1.856. A día de hoy, la isla Baker sigue siendo un territorio no incorporado y desorganizado de Estados Unidos, formando parte de las Islas Ultramarinas Menores de Estados Unidos de los Estados Unidos.

Desde 1.859 hasta 1.878, la American Guano Company extrajo los depósitos de guano de la isla. En 1.935 se hizo un intento de colonización de corta duración. Se construyó un faro junto con algunos edificios en un asentamiento llamado Meyerton. En 1.943, el Ejército de los Estados Unidos construyó un aeródromo de 5.463 pies (1.665 metros) que posteriormente sería utilizado como base de operaciones por los bombarderos del la Fuerza Aérea B-24 Libertador para ataques contra el atolón Mili. El aeródromo se abandonó en 1.944. Posteriormente, y hasta julio de 1.946, la isla albergó una estación de radionavegación LORAN.

En la actualidad, los restos de la ocupación humana pasada, principalmente de la ocupación del Ejército de los Estados Unidos, se encuentran dispersos por toda la isla y en aguas marinas. El más notable de ellos es la pista de aterrizaje abandonada que ahora está completamente cubierta de vegetación, así como el faro de la isla. También hay restos de varios aviones estrellados y de grandes máquinas, como excavadoras.

A partir de 1.974, la isla se convirtió en parte del Refugio Nacional de Vida Silvestre de la Isla Baker. En enero de 2.009, esa entidad fue redesignada como Monumento Nacional Marino de las Islas Remotas del Pacífico. La isla Baker es visitada anualmente por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *