Schoonselhof, una morgue abandonada en Bélgica

El «Mortuarium Schoonselhof» de Amberes, en Bélgica, fue parte del cementerio de Schoonselhof, pero fue abandonado durante los años 90. Las herramientas y los productos químicos en la sala de autopsias, incluido un congelador con espacio para 12 cuerpos, sierras eléctricas para huesos y archivos médicos, no se movieron antes de que los fotógrafos conocieran la ubicación en 2006. El edificio finalmente fue demolido un año después.

Las imágenes que ilustran este post son propiedad de urbex y forbidden-places.net.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *