Estadio Pontiac Silverdome en Michigan

El estadio Silverdome, también conocido como Pontiac Silverdome, en Pontiac, Michigan, se consolidó como uno de los estadios más grandes de la NFL gracias a sus 82.000 asientos. Se inauguró en 1975 y fue el hogar de los Detroit Lions durante los siguientes 26 años, así como el hogar de los Detroit Pistons de la NBA desde 1978 hasta 1988. Cuando se abrió, presentó un techo de tela y fibra de vidrio sostenido por la presión del aire, siendo el primer uso de la técnica en una instalación deportiva importante.

Silverdome se usó para una gran variedad de eventos deportivos y no deportivos. Fue sede de juegos de la Liga de Fútbol de América del Norte, la Copa Mundial de la FIFA 1994 y muchos torneos de baloncesto, incluida la NBA. Como sala de conciertos, Silverdome recibió a Wrestlemania III de WWE y a artistas como Elvis Presley, The Who, Led Zeppelin, The Rolling Stones, Bruce Springsteen, The Jackson 5, Metallica y Madonna, entre otros. El récord de asistencia se rompió el 18 de septiembre de 1987 cuando el Papa Juan Pablo II celebró la misa frente a 93.682 personas.


Imágenes: architecturalafterlife.com

Después de que los Detroit Lions se mudasen a Ford Field en 2002, la actividad en Silverdome se redujo drásticamente, aunque todavía fue sede de algunos eventos. La ciudad de Pontiac comenzó a experimentar varios años de serios problemas financieros y realizó varios intentos fallidos de vender Silverdome debido a los altos costes de mantenimiento del estadio. Silverdome finalmente se vendió en 2009 al desarrollador inmobiliario griego-canadiense Andreas Apostolopoulos por $ 583.000, mientras que su coste en 1975 fue de $55.7 millones. El colapso de los precios inmobiliarios en el área metropolitana de Detroit, así como la incompetencia del gobierno local fueron culpados por el precio de venta absurdo.

El nuevo propietario reabrió Silverdome brevemente entre 2010 y 2012 para algunos eventos. Apostolopoulos quería llevar el fútbol profesional de primer nivel a Detroit, pero Silverdome era demasiado grande para albergar solo partidos de fútbol. Las instalaciones comenzaron a deteriorarse y en 2014 el propietario decidió subastar cualquier material y equipo del estadio que aún se pudiese subastar. En 2016 Apostolopoulos decidió demoler Silverdome y vender el terreno de 127 acres (514.000 metros cuadrados) en el que se construyó.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *