Pueblo fantasma de Ellaville, en Florida

La ciudad de Ellaville fue fundada en 1.861 por el empresario y futuro gobernador de Florida, George Franklin Drew. Drew construyó una mansión en las orillas occidentales del río Suwanee, en el condado de mismo nombre. Poco a poco se fueron sumando nuevos y pequeños edificios hasta que llamó a la ciudad «Ellaville», en honor a Ella, su sirviente afroamericana.

Después de la Guerra Civil, Drew y su compañero Louis Bucki abrieron un aserradero en la ciudad. El negocio llegó a emplear a más de 500 personas y contó el molino más grande de Florida. «Florida Railroad» construyó una línea hacia la ciudad que tenía acceso directo al molino y, poco después, Ellaville floreció. A principios de la década de 1.870, la ciudad tenía una estación de tren, dos escuelas, dos iglesias, un muelle de barcos de vapor, un albergue masónico, una comisaría y un aserradero.

Para entonces, George Drew se había convertido en uno de los hombres más ricos de Florida, siendo elegido gobernador en 1.876. Después de su mandato, vendió su participación de la compañía a Bucki y se mudó a Jacksonville. Su gran molino se quemó en 1.898 y, aunque pronto se reconstruyó, el negoció no volvió a prosperar. Las extensas inundaciones durante la década de 1.900 y, más tarde, el inicio de la Gran Depresión, condenó a Ellaville. La oficina de correos de la ciudad finalmente se cerró en 1.942 y la ciudad pronto quedaría desierta.

Pequeños restos de de la ciudad fantasma de Ellaville existen hoy en día. La mansión de Drew, que había sido destrozada a lo largo de los años, finalmente se quemó durante los años 70.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *